Liderazgo e inteligencia colectiva o como Psicoanalizar a Sócrates.

En un anterior post consideraba necesario diferenciar los conceptos de capacidad y competencia. Bueno pues creo que es oportuno que tengamos en cuenta esta diferenciación a la hora de hacer alguna reflexión sobre liderazgo.

Quiero decir que el contexto en el cual las personas desarrollan su capacidad de liderazgo va a determinar en gran parte las conductas, las actitudes, las aptitudes y con el tiempo, también el sistema de valores y creencias en relación al liderazgo . Os invito a releer el post que publicaba nuestro presidente José Herrador el 24 de abril " Liderazgo y consultoría interna con enfoque DO"

Un condición generadora de un liderazgo transformacional es la confianza básica en el contexto de la organización. Comparto la definición que nos daba Salvador García en el master y en su libro la Dirección por Valores. "La necesidad de confianza surge cuando decidimos arriesgarnos a hacernos vulnerables a las consecuencias de la conducta de otros o de nosotros mismos. La confianza es la clave de bóveda de toda organización humana perdurable, fluida, feliz y efectiva. Sin ella, todo el edificio se desmorona, teniendo entonces que apuntarlo con estructuras de control, de alto coste emocional y económico"..
Por otra parte la confianza es tanto un resultado como un medio y necesariamente surge a partir de bucles virtuosos.

La mayoría de las reflexiones sobre liderazgo se describen desde el nivel de la organización (Ver figura 1) y como desde este nivel hay que relacionarse con las personas /clientes y con el entorno, un ejemplo exhaustivo de las funciones de liderazgo esta descrita en los cinco subcriterios de Criterio 1 del modelo EFQM o vinculada a su papel en la transformación de las organizaciones que pasa por varias fases, no necesariamente secuenciales, y que los líderes del cambio tendrán en cuenta, Post 24 de abril.

La propuesta que quiero compartir es que el liderazgo de cada profesional será un emergente de tres interacciones Fig. 1 : el liderazgo que se tenga en la relación con los clientes, en la organización entre el conjunto de profesionales y el que la propia organización tenga con su entorno/contexto. Las tres interacciones y las capacidades de cada persona que va a ejercer el liderazgo.

Todos los esfuerzos por mejora esta capacidad sin considerar el contexto en el que se expresan las competencias corren el grave riego de generar desconfianza.
A veces pienso que muchas propuestas de Coaching , las que se propone por tu bien , tu mejora, por el bien de las organizaciones…….sin contar con el contexto, están en el mismo modelo mental que la reforma laboral y la individualización de las relaciones de trabajo…….quizás también con que tengamos que aceptar que en lugar de pedir aumento de salario pidamos formación…...¡¡porque no se ríen.¡¡¡

Quizás en el próximo post presentaremos un “artefacto” que detecta líderes en las organizaciones, por ahora Asunción Elorduy, Yolanda Fillat , Fausto García y Santos Hernández estamos en ello.....lo de artefacto es bromo pero es un riesgo que intentaremos evitar.
Juan José Lacasta nos enviaba su aportación a la comunidad de práctica. "Creo que en las organizaciones sociales –especialmente en las sociales-, la participación es esencial para la salud y la prosperidad de la organización y para ello se necesitan líderes que propicien, disfruten y naveguen en procesos de participación. En fin, la participación un elemento esencial del liderazgo, que en mi opinión incluiría.
Ello conecta con la personalidad de los líderes y con sus limitaciones para convivir con seguridad en los procesos y con las consecuencias de la participación. Creo que la dimensión psicológica/emocional sería una de las indagaciones más interesantes de la CoP.

Claro nuestro modelo de liderazgo es Socrático, el reto por tanto no es solo aceptarlo desde el punto de visto del deber ser, desde el punto de visita cognitivo sino tener la competencia en un momento dado para regular los estados emocionales y los pensamientos, para que en vez de funcionar desde lo impulsivo-reactivo desarrollar la inteligencia estratégica para pensar reflexivamente los comportamientos adecuados, esta competencia se expresa proporcionalmente a nuestra capacidad, a nuestro nivel de narcisismo saludable. Hoy sabemos que la mente se puede entrenar para regular la amígdala, el impulso y ser más creativos.

Fig. 1

Visitas: 80

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

El tema de Liderazo es algo que me apasiona, pero que me crispa sobre manera...

"La confianza es la clave de bóveda de toda organización humana perdurable, fluida, feliz y efectiva. Sin ella, todo el edificio se desmorona, teniendo entonces que apuntarlo con estructuras de control, de alto coste emocional y económico"

¿Realmente esto es cierto? Si es así, ¿Por qué es tan difícil hoy en día ver como se lleva a cabo? Quiero creer en este paradigma pero cuando continuamente ves que las estructuras de control aumentan, precisamente con el argumento de que generan eficiencia y menos coste...

Tengo la sensación que se invierto, tiempo, dinero, esfuerzo en generar modelos de gestión y liderazgo cuando hay cuestiones que son pilares básicos que se aparcan en la cuneta...

Pues muchas gracias Chema, en ocasiones sientes que en los foros hablas con la pared……. y claro gestionar el déficit narcisista de cada uno tiene su cosa y su tiempo.
Yo creo que los modelos, los de liderazgo también, son tan necesario como útiles, el riesgo con los modelos, los documentos, la declaración de valores, los planes estratégicos, la visión...etc. es confundir el mapa con la realidad …y entonces claro como dice Itamar se conviertan en artefactos.
Estoy de acuerdo en resaltar la definición de confianza que hace Salvador García en su libro la Dirección por Valores. Yo creo que la confianza es el caldo de cultivo de la inteligencia colectiva ….quienes detentan distintos poderes, y en proporción a los mismos ,tienen las responsabilidad de generar las condiciones para que ésta emerja.
La idea central del post, es que la competencia de liderazgo no es directamente atribuible a las características y capacidad de un determinado líder, si en cambio es un resultado que emerge de un bucle de múltiples interacciones de aprendizaje, en un contexto histórico dado.
Con respecto a la pasión y en especial a la irritación ....ay amigo , es lo que tiene la agresividad, es un formidable mecanismo de defensa contra la tristeza y la exclusión ...te recomiendo un libro que me ha regalado mi amigo y compañero Ignacio Bedoya " La estupidez de las organizaciones. 7 metáforas para el cambio" ed. Riden-Institut Gestalt....tiene una descripción muy buena sobre la estupidez y ayuda a gestionar expectativas. Esta prologado por Itamar Rogovsky
Un cordial saludo
Jorge

CONFIANZA, es lo que inspira el buen lider: es modelo de valores y principios éticos, flexible y con la habilidad de ilusionar, de soñar y hacer soñar, de dar forma al futuro y hacerlo realidad. Me gusta cuándo hablas de una organización humana, perdurable, fluida, feliz y efectiva, en la que no es necesario apuntalar desde el control por que hay responsabilidad, objetivos compartidos, transparencia y sobre todo, como bien dices, Jorge, CONFIANZA: en el entorno, con el cliente y entre el conjunto de personas que forman la organización; y añadiría Confianza en uno mismo, la identificación de las propias emociones, la consciencia de nuestro estado emocional y su buena gestión, esa confianza que nos hace entendernos y entender mejor al otro, simplifica las relaciones entre todos y nos hace conseguir más facilmente nuestros propósitos y los objetivos que nos proponemos.

Gracias Graciela

Comparto que la confiaza en uno mismo es tanto un agente como un resultado razonable en un bucle virtuoso.

Un abrazo

Jorge

Responder a debate

RSS

© 2017   Creado por Asociación DHO.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio